Lipoabdominoplastia
Mas información
Mas información
Home Blog

Se trata de la utilización de tejido graso de la propia paciente y su posterior inyección
BARCELONA.- Construir sin destruir. Con esa idea en mente y tomando como base la técnica seguida en la lipoescultura, médicos del Hospital Clínic de Barcelona han logrado reconstruir una mama dañada después de padecer un cáncer, a través de injertos de grasa o, en términos científicos, mediante injertos de tejido adiposo autólogo.
Una de cada nueve mujeres occidentales sufrirá cáncer de mamá a lo largo de su vida. Una cifra preocupante, sobre todo si se tiene en cuenta que se viene registrando un aumento sostenido desde hace unos años que se traduce cada año en un total de un millón de enfermas en el mundo. Estos datos justifican la importancia de la operación realizada por el Clínic que podría beneficiar a muchas mujeres.

Beneficios de esta nueva técnica de reconstrucción de mamas

La nueva técnica de reconstrucción de mamas,  es una cirugía ambulatoria, mínimamente invasiva, que no precisa de grandes incisiones ni para obtener el tejido ni para insertarlo y que minimiza los efectos propios de una intervención, al tratarse de injertos de la grasa del propio paciente y no de material extraño. "Grasa por grasa", simplificaba el Jefe del servicio de Cirugía Plástica del Hospital Clínic y artífice de esta operación pionera en España, el doctor Joan Fontdevila.

Descripción de la técnica de reconstrucción de mamas

La extracción de la grasa se hace mediante jeringuillas que absorben a baja presión para evitar que el tejido se rompa y muera. Una vez obtenida, la grasa es tratada en el quirófano en unas máquinas centrífugas con la finalidad de purificarla. Así, se obtienen los adipocitos –grasa purificada– separados de los hematíes, el plasma y el líquido tumescente, que se desechan. Al aplicar la grasa en la mama, es importante tener en cuenta que debe hacerse con cánulas muy finas y no traumáticas, de forma que quede entramado y el cuerpo lo vascularice. Además, a las células de grasa se suman las células madre, que ayudan al volumen y la regeneración. "Las células madre del tejido adiposo potencian los resultados del injerto. Se necesita menos volumen y hay un mayor rendimiento en el procedimiento", explicaba Fontdevila.


Contáctenos

Contáctenos